Por Dr. Jorge Manresa

Todos los años llegado el periodo estival, los medios de comunicación y las webs se llenan de artículos con consejos sobre cómo sobrellevar los pequeños accidentes típicos de esta época del año.

Para los médicos homeópatas, el verano es una ocasión especial para que nuestros pacientes, o aquellas personas que nunca se han tratado con homeopatía, descubran la eficacia y rapidez de acción de los medicamentos homeopáticos, que pueden ser grandes aliados para el alivio de diferentes síntomas o molestias derivados de esos accidentes característicos del período estival.

1. Traumatismos: contusiones, caídas, golpes, hematomas, agujetas… 

Como es lógico, con la llegada de una buena climatología se incrementa la práctica deportiva y aumentan las actividades al aire libre, lo que aumenta la posibilidad de sufrir traumatismos (golpes, caídas, contusiones…) de mayor o menos intensidad.

Nunca nos cansaremos de repetir los homeópatas, la extraordinaria utilidad del medicamento ARNICA MONTANA en este tipo de problemas. La eficacia, rapidez de acción, posología adaptada a la situación y seguridad, hacen de Arnica un medicamento que no debe faltar en todo botiquín de verano para ayudarnos a aliviar el dolor y la inflamación tras un traumatismo.[1]

2.Heridas 

Las pequeñas heridas y cortes superficiales encuentran en la homeopatía una opción más de tratamiento. Podemos prevenir la infección, tratar la inflamación si procede, y mitigar el dolor. Un tratamiento tópico con una pomada como CICADERMA por su contenido en Caléndula e Hyperico, puede ser suficiente para calmar el dolor y la irritación de una herida superficial.

Si la herida se produce por un instrumento cortante, es muy conveniente tomar STAPHYSAGRIA por su especificidad en este tipo de heridas.

En verano es también frecuente que los niños, sobre todo, padezcan el llamado impétigo, infección cutánea producida generalmente por el rascado de la herida y que se extiende con facilidad por autocontagio. Medicamentos como MEZEREUM, GRAPHITES o STAPHYLOCOCCINUM son ejemplos de las posibilidades de tratamiento homeopático para el impétigo, y que nos evitarán tener que llegar a tomar un antibiótico vía oral.

La cicatrización es uno de los puntos fuertes del tratamiento homeopático, ya sea en mucosas como en piel. GRAPHITES, bien como preventivo en caso de cirugías programadas, o como curativo en el caso de heridas no previstas, es un consejo terapéutico de primer orden para facilitar una adecuada cicatrización evitando retardos en la misma, cicatrices dolorosas o queloides (cicatrices engrosadas).

Mención especial requiere el tratamiento de las varices. En los períodos del año de más calor como son la primavera y el verano las personas que padecen de varices pueden ver empeorar los síntomas de pesadez e hinchazón de las piernas o tobillos, no siendo infrecuente que aparezcan erupciones pruriginosas o incluso pequeñas úlceras, dolorosas y en general de larga evolución. HAMAMELIS COMPOSEKALIUM BICHROMICUMCLEMATIS VITALBAVIPERA REDII o FLUORICUM ACIDUM, entre otros, nos permiten tratar este problema sin tener que recurrir a cremas y apósitos tópicos, incómodas en el periodo estival por los baños en el mar y piscinas y poco estéticos al llevar las piernas y tobillos al descubierto.[2]

3. Quemaduras leves 

Aunque la homeopatía puede utilizarse para el abordaje de quemaduras de segundo y tercer grado, bien de primera intención o como complemento del tratamiento convencional, en este post nos ocuparemos solamente de las de primer grado, originadas por una exposición solar prolongada o por el contacto con algún sólido o líquidos calientes, aquellas en que se produce enrojecimiento con mayor o menor inflamación de la piel. BELLADONA, APIS o CANTHARIS son muy eficaces, de acción rápida y de uso para todos en casa con independencia de la edad o estado previo de salud. [3]

4. Urticaria solar 

No es infrecuente que, ante las primeras exposiciones al sol sin la debida protección, y a veces con ella, nos aparezcan en la piel de las zonas expuestas, pequeñas lesiones rojizas muy pruriginosas. Es lo que se denomina urticaria solar. En algunas personas es debida a una reacción alérgica de la piel al sol, y se producen ante una mínima exposición a este al llegar la primavera y el verano, incluso en la ciudad, sin haber ido a la playa o campo. En estas personas, dichas reacciones se repiten todos los años en cuanto llega el período estival, resultando muy molestas.

Estas situaciones pueden ser abordadas con medicamentos homeopáticos tanto en las personas “alérgicas al sol” como aquellas en las que se produce la dermatitis de manera puntual. MURIATICUM ACIDUM, BELLADONA, NATRUM MURIATICUM o HYPERICUM PERFORATUM permiten tratarlas tanto en el momento de aparición como en la tendencia a repetirse.[4]

5. Picaduras de insectos

Algo también frecuente en el período estival por la menor vestimenta y por el ciclo reproductivo de los insectos (mosquitos, avispas, pulgas….), son las picaduras. LEDUM PALUSTRE es de extraordinaria utilidad tanto para prevenirlas como para tratarlas cuando se produzcan. BELLADONA o APIS MELLIFICA resultan un buen complemento de Ledum en aquellos casos en que la reacción cutánea es importante.[5]

En post anteriores podrán encontrar varios consejos sobre botiquines homeopáticos para el verano. Es un buen momento para comprobar, que en contra de lo que afirman algunos, los medicamentos homeopáticos no son un placebo ni funcionan por sugestión del paciente. La eficacia, rapidez de acción y la versatilidad de la posología adaptada a una situación preventiva, aguda o de repetición, no deja lugar a dudas.

Compruébenlo y ya me contarán. Yo los llevo siempre encima en mis vacaciones de verano.

Felices y seguras vacaciones con un botiquín homeopático.
  1. Nava, Patricia. La homeopatía para tratar el dolor. Deusto Salud. Consultado en: https://www.deustosalud.com/blog/terapias-naturales/homeopatia-para-tratar-dolor el 28/05/2019
  2. Corpas Betancor, María del Carmen. Homeopatía aplicada a la cicatrización de heridas. Colegio Oficial de Enfermería de Madrid. Consultado en: http://www.codem.es/Documentos/Informaciones/Publico/9e8140e2-cec7-4df7-8af9-8843320f05ea/ea94ae37-b504-4755-8567-d71e2ef7d90a/791c1f1e-d4b9-4718-8970-dddb62e64700/Homeopatia_aplicada_cictrizacion_heridas_texto.pdf el 28/05/2019
  3. 2005. Homeopatía, una guía para médicos de atención primaria. Federación española de médicos homeópatas (FEMH) Consultado en el Libro blanco de la homeopatía: https://www.boiron.es/siteresources/files/5/94.pdf el 28/05/2019
  4. Cómo aliviar el eritema solar con la homeopatía. Guía de la homeopatía. Consultado en: http://www.guiadelahomeopatia.com/patologias/eritema-solar/ el 28/05/2019
  5. Botiquín familiar para el verano con medicamentos homeopáticos. Sociedad Murciana de Homeopatía. Consultado en: http://www.sociedadmurcianadehomeopatia.com/botiquin-familiar-para-el-verano-con-medicamentos-homeopaticos/ el 28/05/2019

 

Fuente: https://www.hablandodehomeopatia.com/5-accidentes-veraniegos-los-usar-homeopatia/ 

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con un *